Autonomía e Individualidad:¿Cómo desarrollo la independencia de mi hijo e hija?

Podemos recordar un poco cuando éramos niños, niñas, cuál fue el primer momento de satisfacción por un logro propio, si percibimos una emoción de alegría, por algo que hayamos conquistado, puede ser desde algo escolar o aprender hacer algo por nosotros mismo, como andar en bicicleta ir a la tienda nosotros solos, abrocharse las agujetas.

A través de los estilos de crianzas es como nosotros como padre, madres y cuidadores vamos generamos Estrategias para educar a nuestros hijos e hijas donde nos basamos en estos cuatro pilares:

La Noción de Afecto: que tanto nosotros como padres, madres o cuidadores podemos externar el afecto que sentimos hacia nuestro hijos e hijas.

La comunicación: la forma en que establecemos como queremos que nos hablen nuestros hijos e hijas, si de una forma más natural de tu o de usted si consideramos que debe ser un poco más formal la comunicación basándonos en nuestras creencias.

La Exigencia de Madurez: es la que nos permite dimensionar que tanto les pedimos a nuestro hijos e hijas que logren de acuerdo a su madurez y plazo. 

La Noción del Control: cuales son nuestros estándares, partiendo de la idea de lo que puede hacer o no hacer nuestros hijos e hijas. 

Un estilo de crianza se construye a partir de las pautas de crianza, las prácticas de crianza y las creencias pueden variar de acuerdo a nuestro entorno no es un estilo único.

Los Estilos de Crianza se determinan de acuerdo a lo siguiente:

Estilo de Crianza Autoritario : la exigencia es muy alta, el control que se ejerce hacia nuestros hijos e hijas también es muy alto, las normas, pautas son restrictivas se emplea mayormente en los castigos, la comunicación es escasa y poco explicativa y la meta que se persigue es  fomentar la obediencia , la normas y la sociabilidad.

Estilo de Crianza Democratico:  Aspectos que intervienen en este estilo de Crianza, la exigencia es óptima, al igual que el  control,  las Normas que se utilizan son la disciplina inductiva, la comunicación es frecuente y explicativa donde la meta es fomentar la independencia y autoconfianza,

Estilo de Crianza Permisivo: la exigencia es muy baja , el control es bajo, las Normas, pautas mínimas e imprecisas mayor empleo de refuerzo positivo que de castigo donde la comunicación es frecuente y  explicativa, donde la meta es fomentar la autodirección autonomía e iniciativa.

Podemos hacer una mezcla de los modelo y de las diferentes puntos, depende de la situación, pero cada estilo de crianza tiene consecuencias tanto negativas como positivas 

Esto va depender de las metas de cada entorno de crianza, es decir de las metas que cada madre, padre o cuidador esté buscando, la escala de valores, va generar diferentes acciones o inhibir otras; No existe una sola forma, y tampoco existe una forma correcta, la que se decida será la correcta, será la adecuada para nuestros hijos e hijas, lo importante es conseguir la meta formativa.

¿Qué es la autonomía en la crianza?

“El niño pide que se le ayude para poder actuar solo”

Nosotros como padres, madres o cuidadores tenemos la obligación de ayudar a desarrollar sus habilidades dándole herramientas para que puedan actuar solos.

Teniendo como premisa que no  siempre podemos estar con ellos para apoyarlos, tienen que aprender actuar de forma independiente como les podemos ayudar a fortalecer la autonomía apoyando el desarrollo de nuestros hijos e hijas  conforme lo van necesitando y sobre todo  de acuerdo a su edad.

Siete estrategias que permitirán desarrollar en nuestro hijos e hijas ser autónomos y más seguros:

1.- Lo primero que tenemos que ser conscientes es, aceptar la necesidad de independencia de nuestro hijo e hija, y no sentir que nuestra autoridad se vea amenazada , es decir, que nosotros como padre o madre o cuidadores pensemos que no nos necesita.. Dejar que actúe, escuchar lo que nos dicen nuestros hijos e hijas, cuando nos dice, “yo puedo”, “yo quiero solo”, pensemos en la emoción de satisfacción de logro que nuestros hijos e hijas están buscando y nosotros podemos acompañarlos en este proceso.

2.-Centrar la educación en el esfuerzo de la capacidad de  nuestro hijo e hijas en sus logros no solo en lo privativo, podemos reforzar las fortalezas, como por ejemplo decirles que nos permitan ayudarlos para que puedas hacerlo mejor, si estamos en una actividad donde se utilicen nas tijeras pero quiere ayudar, podemos asignar una tarea que no esté enfocada en algo que no pueda realizar nuestro hijo o hija  y centrar en lo que sí puede.

3.- Involucrar a los hijos e hijas en tareas de la vida cotidiana y darle algunas responsabilidades.

Podemos asignarles a nuestros hijos e hijas,  una tarea fácil, como por ejemplo poner la mesa de forma diaria,, centrarnos en que este hecho y no que esté perfecto, no regañarlos por no cumplir nuestras expectativas, soltar la idea de la perfección ellos van actuar de acuerdo a sus capacidades y de acuerdo a su edad, para acompañar el proceso les podemos dar por adelantado las instrucciones claras de cómo haga las actividades, la primera vez le enseño como hacerlo, la segunda vez, nuestros hijos e hijas  lo hace y nosotros somos observadores, y así poco a poco va fortalecer la habilidad.

Al final de la actividad expresamos nuestro agradecimiento cuando cumpla la tarea asignada para hacer sentir que valoramos el esfuerzo  a nuestros hijos e hijas.

4.- Permitir que nuestros hijos e hijas, asuman un rol activo de las tareas de autocuidado.

Involucrarse en las tareas de autocuidado como, lavarse los dientes, bañarse, arreglar su cuarto, escoger su ropa, alimentarse correctamente, son parte de una serie de actividades que pueden asumir poco a poco y forman parte de la vida diarias de nuestros hijos e hijas, podemos empezar practicando este tipo de cosas, escoger la ropa que se quieren poner un día antes,  para darles un poco más autonomía, dándole más libertad o dejar que coloquen  un poco de pasta en el cepillo de dientes.

5.-Fijar metas de autonomía pequeñas y alcanzables para su edad

Como ejemplo, atarse las agujetas, podemos empezar apoyar a nuestros hijos e hijas en utilizar zapatos sin agujetas y en paralelo practicar cómo se sujetan las agujetas  puede ser a través de una práctica didáctica de forma gradual y diaria para que nuestros hijos e hijas sientan que están logrando cosas y sobre todo hacerles ver y sentir el  logro y avance,  

Seamos realistas en las cosas que puede ir desarrollando de acuerdo a su edad

6.- Dar tiempo para que el niño intente hacer las cosas por sí mismo, aun cuando el resultado no sea perfecto

Por ejemplo, si se tarda mucho en una actividad y nosotros como padres, madres o cuidadores tenemos prisas y no lo dejamos conseguir el resultado, darnos una pausa para que el pueda intentarlo una, dos o tres veces, si en el intento se está frustrando, no intervenir en el resultad nuestros hijos e hijas  requieren esforzarse para aplicar el proceso de aprendizaje, y que identifiquen nuestros hijos e hijas si  requieren ayuda.

Nosotros como sus padres, madres o cuidadores también identificar hasta donde necesitan nuestra ayuda, necesitan apoyo no que nosotros hagamos todo por nuestros hijos e hijas, no entorpecer el desarrollo de nuestros hijos e hijas facilitandoles las cosas   

 7.- Dar refuerzo positivo cuando actúen de forma autónoma, podemos reconocer nosotros como padres, madres o cuidadores, las tarea que consideramos que se han esforzado para cumplir es decir las actividades que queremos que si hagan este refuerzo positivo puede ser, de forma verbal, a través de una muestra de afecto pero en el momento preciso que sí realicen las tareas que le tocan, estamos haciendo tendencia de lo que si queremos o esperamos de nuestro hijo e hija, no de lo que no queremos.

Se trata de que en conjunto nosotros como padres, madres o cuidadores hagamos este proceso de autonomía ligero es decir que no sea frustrante para nuestro hijo e hija, para que sepan cuidarse por sí mismos en cualquier momento, que poco a poco a través de estas herramientas vayan adquiriendo responsabilidades, apoyando a su crecimiento, para que  se desarrollen de forma independiente.

¡Gracias por llegar hasta el final! 

Descubre más del impacto y desarrollo de habilidades que generamos en infancias y adolescencias en nuestras redes sociales y diversos contenidos digitales.

Redacción PlayAprende

REGRESAR A BLOGS

PÁGINA PRINCIPAL

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: