Los sueños del futuro se tienen que comenzar a trabajar en el presente.

Texto por Ana Fernanda Ortiz Orozco

¡Mamá, papá cuando sea grande quiero ser un/a gran empresario/a! Estos son los nuevos sueños de la infancia, ya quedó en segunda opción  aquella respuesta cuando te preguntaban ¿Qué quieres ser de grande? Tal vez doctor, ingeniera, o veterinaria; los cambios constantes que últimamente el campo laboral ha tenido también han repercutido en los nuevos sueños de las infancias. Ahora la respuesta a esa pregunta es totalmente diferente a nuestras generaciones;  los y las niñas del futuro se visualizan como adultos generadores de su tiempo y siendo gratificados por lo que les apasiona y les hace felíz;  ya sea en  el arte, la ciencia, la tecnología, la música,  o las ciencias sociales, por mencionar algunas. No cabe duda que los sueños del futuro se tienen que comenzar a trabajar  en el presente. 

Poca información se obtiene cuando hablamos de  Emprendimiento desde edades tempranas, es algo tan innovador entre los adultos que aún cuesta trabajo pensar que desde la infancia este tipo de conceptos y metodologías se comiencen a trabajar como parte de una malla curricular, esto quiere decir desde los planes y programas que se imparten dentro de las escuelas públicas y privadas. Sin embargo en México se comienza a trabajar por estas necesidades emergentes que en los niños y en las niñas está despertando.

Uno de los primeros lugares en México donde se han aplicado  este tipo de metodologías ha sido  la ciudad de Mérida,  Yucatán.  En colaboración con la Universidad Autónoma de Yucatán) (UADY)  y la Fundación Educación Superior Empresa (FESE), apostaron por promover una cultura de emprendimiento dentro  las aulas de los estudiantes de quinto y sexto año de educación básica  en  una escuela pública, donde se promovió  la colaboración, la innovación y el  Emprendizaje  “Entendido como las estrategias formativas tendientes al desarrollo  de competencias emprendedoras, es decir, cómo se aprende a emprender” (Escamilla y Flores, 2015, p. 189).  Es así como han llamado  a este nuevo  concepto  que intenta  promover las teorías,  metodologías,  prácticas y desarrollo de habilidades, aptitudes,  capacidades  y competencias  emprendedoras   hacia  niñas y niños, sin importar si se llevan  o no a la práctica en un mediano o largo plazo.

Dicho estudio se basa en el apoyo de los estudiantes de la  UADY para  asesorar a niñas y niños  creando un programa  de emprendimiento llamado Mi primera empresa: emprender jugando, por medio de estrategias acordes a su edad y a su desarrollo intelectual. Con el apoyo de las Instituciones de Educación Superior (IES) que son las encargadas de dar el apoyo al capital de dichas empresas y de  la FESE  que son los responsables de planear, organizar, dirigir y controlar este programa. Así mismo, también se implementó en niñas y niños con las mismas características  en el estado de Oaxaca, con una durabilidad de seis meses

En el caso que nos ocupa  puesto que el principal objetivo del subprograma Mi Primera Empresa: “emprender jugando” es proporcionar a los niños los conocimientos básicos sobre el funcionamiento de una empresa mediante la creación de una mini empresa y desarrollar el hábito de comportamiento emprendedor y una cultura de emprendimiento.

«¿Pueden los niños adquirir y aplicar conocimientos de   emprendimiento?» Damián, 2015, p. 392

A lo largo de ambos programas se crearon varias mini empresas donde las  y los estudiantes llevaron a cabo todo un proceso de enseñanza-aprendizaje en conceptos básicos y técnicas de contabilidad, mercadotecnia y telemarketing  que impactaron notablemente en nuevas percepciones  de las  niñas y niños   para tener herramientas base de un/a emprendedor/a,  como lo mencionan las autoras  

“Finalmente, creemos que los emprendizajes adquiridos por los niños y jóvenes que tuvieron la experiencia de participar en el programa “Mi primera empresa: emprender  jugando” contribuyen en la creación y consolidación de una cultura de emprendimiento

«Una experiencia de emprendizaje en niños y jóvenes. Revista Intercontinental de Psicología y Educación.» Escamilla y Flores, 2015, p. 199 

Ante esta situación surgen otras preguntas a las que tenemos que dar respuesta: ¿Qué pasa con las niñas y niños menores a esa edad que expresan su anhelo por  emprender? ¿De qué manera  puedo apoyar  a mi hija o a mi hijo desde casa para cosechar  en un  futuro su deseo?

 Analizando los dos estudios mencionados; sin duda es  importante tomar en cuenta las edades adecuadas para que las y los niños comprendan dichos conceptos de una metodología de emprendimiento, sin  embargo, considero importante que desde que las y los niños muestren el deseo de querer ser un/a emprendedor/a se  comience a promover en casa  habilidades que los lleven a fortalecer dicho deseo como lo son; la toma de decisiones  desde pequeñas acciones como la elección de la ropa que vestirá durante el día, el liderazgo que se desarrolla teniendo una escucha activa hacia los  demás así como generar en ellos la comunicación asertiva y tareas que tengan que ver con el trabajo colaborativo.Otra habilidad a fomentar es la responsabilidad; como levantar su plato una vez que haya terminado de comer,  recoger sus juguetes y cuidar sus pertenencias, así mismo desarrollar su creatividad y resolución de problemas graduales dándole la apertura de generar un pensamiento crítico para ponerlo en práctica en ciertos conflictos que se le presenten.  

Creando un futuro en el que  puedan aplicar las habilidades, capacidades y  competencias adquiridas a lo  largo de la vida comenzando desde que con toda seguridad expresa qué quiere ser de grande,  transmitiendo de una manera positiva  todas las probabilidades de que su sueño se haga realidad.  Aún queda mucho trabajo por realizar e investigar, sin embargo esto no debe ser un obstáculo para motivar a las y los niños en adquirir sus objetivos desde edades tempranas,  con el apoyo de las familias y de la educación formal y no formal.  PlayAprende es una empresa que ofrece programas alternativos que  basan su educación  y metodología  en este tipo de temas, como lo son los talleres enfocados a niñas y niños  sobre hábitos de ahorro e inversión, así mismo con el desarrollo de proyectos  que tienen que ver con el trabajo colaborativo, promoviendo la participación activa de cada uno de los integrantes. Dentro de estos programas se  impulsa la resolución de problemas con base a  la construcción de ideas innovadoras que se ven reflejadas en  diseños  tangibles que las y los niños crean a partir de  procesos de enseñanza-aprendizaje lúdicos y didácticos, favoreciendo  su creatividad, imaginación, su  desarrollo personal, social  e intelectual. Así es como PlayAprende  ofrece una gran gama de  herramientas necesarias para  apoyar las intervenciones educativas que las y los niños de hoy  requieren.

Descubre más del impacto y desarrollo de habilidades que generamos en infancias y adolescencias en nuestras redes sociales y diversos contenidos digitales.

Redacción PlayAprende

REGRESAR A BLOGS

PÁGINA PRINCIPAL

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: